Un regalo de cumpleaños muy vivo

Gambita red cherry

Ayer día 7 de Junio fue mi cumpleaños. No tenía pensado hacer nada especial, y mucho menos recibir regalos.

El día de mi cumpleaños fue un día normal, me levanté a las 7:45 como cada mañana, cagué, me lavé la cara y fui a abrir a los perros. (Actualmente vivo y trabajo en una guardería canina sin jaulas). Después de esto limpié toda la zona canina, la zona humana y la zona gatuna (Colaboramos con una protectora de gatos y hemos cedido un espacio a los michos).

Después de esto estuve adelantando códigos de una página web que estamos terminando (La página web de la guardería canina, Zooland) y algunas tareas más que tenía pendientes.

Cuando de pronto, mientras me daba una siestecita (siempre hago siesta de 13:30 a 14:00 antes de comer, que si la hago después se alarga mucho), mi amigo y jefe Rubén apareció en la casa, junto a Raquel, mi compañera de trabajo para felicitarme y entregarme 2 regalos. Si fumatín has leído bien, 2 regalazos. Y ahora te cuento el qué…

El primer regalo, es un regalo quizás un tanto peculiar, pero en realidad uno de los mejores regalos que se me podía hacer. Un montón de kilos de estiércol de caballo del lecho, el que viene con la paja. Esto a priori puede parecer extraño, y dar lugar a chistes como «Tu jefe te ha regalado una mierda» pero en realidad es algo que todos los que tenemos huerto apreciamos mucho. Por supuesto este regalo está vivo, ya que hay mucha vida micro-bacteriana en el estiércol.

Pero el segundo regalo está más vivo… o cuanto menos es más visible la vida en él. Dicho regalo ha sido nada más ni nada menos que una familia de camarones de agua dulce (lo que la gente llama gambitas), concretamente de la variedad Neocaridina davidi comunmente llamada Red Cherry que son súper divertidas de criar y observar.

Finalmente puedo decir que el día de mi cumpleaños tuvo alguna que otra sorpresa muy agradable para mi.

Hasta aquí el cuento de hoy! Nos vemos en los comentarios!!

Aquí como llegaron las Red Cherry a la casa después de un caluroso viaje. Decir que han sobrevivido todas.

Sígueme:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.